Top 4 consejos de buenas prácticas de ecoturismo en Fuerteventura

¿Estás cansado de las típicas vacaciones donde solo dedicas tiempo a sacar fotos de los sitios que ve todo el mundo y estar echado en la arena sin hacer nada? ¿Tienes ganas de aprender cosas nuevas en tu viaje y sentir emociones diferentes? ¿Quieres visitar sitios alternativos, estar en contacto directo y personal con la naturaleza y la cultura local y llevarte un buen recuerdo para toda la vida? En Fuerteventura puedes hacerlo.

En Fuerteventura puedes huir del turismo de masas y viajar a áreas genuinas donde disfrutes de la naturaleza, de sus gentes, y de la cultura, contribuyendo con tu visita a su desarrollo sostenible.

Toma nota de estos 5 consejos que te damos para que vivas al máximo tu experiencia en la isla:

  1. Valora las tradiciones y costumbres locales
    1. Antes de viajar, infórmate sobre las costumbres y tradiciones locales
    2. Respeta y protege todos los elementos que veas que forman parte de la cultura (arquitectura, naturaleza, animales, etc…)
  2. Apoya la economía local
    1. Compra artículos de artesanía local y productos elaborados de forma artesanal (quesos, cestería, manteles). Con ello aportarás tu granito de arena a contribuir al desarrollo de las economías familiares y los pequeños comercios
    2. Trata con respeto y amabilidad a vendedores y artesanos locales
    3. Cuando contrates una excursión, procura hacerlo con una empresa local. Además, vivir la experiencia con un guía oficial local es mucho más enriquecedora.
  3. Respeta el medio ambiente
    1. Compra productos que no requieran para su elaboración el uso de plantas o animales en peligro de extinción
    2. Prefiera salidas grupales que permitan ahorros de recurso, dinero, combustible y una disminución de su huella de carbono.
    3. Reduce, reutiliza y recicla residuos sólidos durante el viaje.
    4. Reduce el consumo de agua, electricidad en los establecimientos que visite.
  4. Ten cuidado al visitar áreas naturales, patrimoniales, y arqueológicas
      1. Guarda toda la basura que generes mientras visitas áreas naturales (incluso residuos orgánicos), para evitar alterar la dieta alimenticia de la fauna y ensuciar el paisaje.
      2. Respeta las señales de los senderos sin salir de ellos. Así evitarás accidentes y disminuirás la erosión del suelo en las áreas protegidas.
      3. Si visitas áreas protegidas, recuerda que hay un reglamento creado para preservar los lugares y especies de gran valor ecológico (y en muchas ocasiones en peligro de extinción). Por lo que respeta, todo el entorno, y no toques nada.
      4. No alimentes a la fauna silvestre. Sobre todo, a especies invasoras como la Ardilla moruna (Atlantoxerus getulus), que fue traída desde el Sahara como mascota y se ha extendido por Fuerteventura. Este animal tan gracioso se ha convertido en una importante atracción turística, ya que se han acostumbrado a la presencia humana y comen de su mano. Lo que no es tan gracioso es que está compitiendo seriamente por el hábitat con los lagartos, lisas y perenquenes autóctonos. Además, son transmisores de enfermedades, tanto para otros animales como para el hombre
      5. No retires recursos naturales del entorno. Por ejemplo: fósiles, plantas, piedras, etc

  photo ArdillaMorunaEcoislaFTV_zps25gt0kkg.jpg

Ardilla Moruna

Fuentes:

http://ethics.unwto.org/sites/all/files/docpdf/practicaltipses.pdf

http://www.gobiernodecanarias.org

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.